Comúnmente utilizado para el tratamiento del acné y manchas en la piel, el aceite de ylang-ylang tiene muchas más propiedades que lo hacen muy apreciado dentro de la industria cosmética.

Si no has oído hablar de esta famosa esencia, aquí te decimos de donde viene y cómo su uso fue alcanzando gran popularidad por sus innumerables beneficios.

Ylang-ylang: una esencia con historia

El ylang-ylang es un árbol que se cultiva en el sudeste asiático de cuya flor en forma de estrella se obtiene el aceite del mismo nombre.

Su uso en la industria del perfume data del siglo XVIII, cuando los franceses introdujeron su plantación en diversas islas del océano Índico, específicamente en el archipiélago de Mayotte, en donde actualmente sigue produciéndose en pequeñas parcelas y de manera muy exclusiva.

Su salto a la fama

Gracias a su peculiar y dulce aroma, el aceite de ylang-ylang ha sido el componente especial que ha agregado su nota distintiva a numerosas fragancias de prestigiosas casas dedicadas a este giro, como Yves Saint Laurent, Guerlain y Nina Ricci, sin mencionar el famosísimo Chanel Nº 5.

Sus propiedades

Como hemos mencionado al inicio, las bondades de este aceite van mucho más allá de su olor, que si bien lo hacen bastante apto para aromaterapia al propiciar un ambiente de relajación y estimular sensaciones positivas, también destacan sus cualidades para equilibrar la grasa de la piel y como antinflamatorio cutáneo.

Puesto que favorece el crecimiento de células nuevas, el aceite de ylang-ylang funciona, además, como acondicionador para el cabello, previniendo su caída, mejorando su brillo y reparándolo cuando está maltratado.

Un aceite relajante, antidepresivo y afrodisiaco

Aunque no se ha comprobado científicamente que ayude a incrementar el deseo sexual, lo cierto es que, debido a que con su aroma crea un entorno relajado y placentero, su uso ha sido difundido para este fin desde hace varios siglos en diversas partes de Asia, como Tahití y la India.

Así, otra aplicación relacionada con la capacidad del ylang-ylang de dar paz tan sólo con su olor, es la del tratamiento de la depresión y la ansiedad, además de su empleo para combatir trastornos del sueño durante la noche y brindar una ambiente positivo y lleno de energía por las mañanas.

En Conjunto LAR podemos ofrecerte este exótico y aclamado aceite y muchas esencias más que podrás utilizar en sesiones de aromaterapia y para la elaboración de múltiples productos cosméticos. Conoce nuestro catálogo y solicita una cotización.