En temporada de lluvias, los resfriados son más frecuentes y dentro del entorno actual por la contingencia sanitaria a causa del nuevo Coronavirus, acudir al médico por una gripa no es lo más deseado por las personas, quienes cada vez buscan más remedios naturales para tratar las molestias leves.

La congestión nasal es molesta, no permite respirar con normalidad y puede provocar la pérdida momentánea del olfato; pero, si no viene acompañada de fiebre, agotamiento o algún otro síntoma de peligro, puede ser tratada por medio de los aceites esenciales, que también funcionan de maravilla para la rinitis alérgica.

Los aceites esenciales son los compuestos aromáticos que se encuentran de forma natural en las plantas, hojas, raíces o cortezas; además de su agradable aroma, sus vapores o la aplicación tópica son recursos de gran ayuda para calmar los síntomas de la congestión nasal, son estimulantes, revitalizantes y pueden ayudar a conciliar el sueño.

Tal vez te interese leer: Aceite esencial de menta, la fresca fragancia de Oriente

Los aceites recomendados para aliviar las molestias en las vías respiratorias son:

  • Aceite de lavanda. Es uno de los más utilizados ya que desinflama y descongestiona las vías respiratorias en caso de resfriado, catarro, infecciones en garganta y bronquios. Aplica unas gotas debajo de la nariz y te sentirás relajado y, en breve, podrás respirar mejor.
  • Aceite de clavo de olor. El aroma dulce de esta especia relaja los conductos respiratorios y, si lo utilizas en forma de vaporizaciones, podrás calmar el dolor de pecho y espalda causado por la tos y el resfrío.
  • Aceite de eucalipto. Es un básico en el botiquín de los fanáticos de los remedios caseros más utilizados para la congestión nasal, tos e infecciones respiratorias; aplícalo en el pecho para despejar las vías respiratorias o inhálalo en un paño.
  • Aceite de árbol del té. Gracias a sus propiedades antibióticas y antivirales se utiliza para tratar muchos padecimientos respiratorios, reducir la producción de moco y calmar la tos.
  • Aceite de romero. Es un remedio casero muy recomendado para descongestionar la nariz y calmar el dolor de cabeza causado por la sinusitis. Puedes hacer vaporizaciones con unas 5 gotas de aceite en un litro de agua o untarlo en las sienes.
  • Aceite de limón. Una cucharada de miel con gotas de aceite esencial de limón te ayudará a calmar las molestias de la gripe, dolor de garganta y tos, y puedes poner unas gotitas en tu nariz para inhalarlo y descongestionarla.
  • Aceite de menta. Otro de los remedios más utilizados para tratar el resfriado, tos, sinusitis, asma y bronquitis.

Si nunca has probado estos aceites o planeas usarlos en niños o personas mayores, te recomendamos hacer una prueba de sensibilidad en la muñeca o detrás de la oreja para impedir que se presente una reacción no deseada. Asimismo, puedes consultarlo con tu médico de cabecera a través de teléfono, WhatsApp o Zoom para que no salgas de casa.

Si te has convencido de las bondades de los aceites esenciales y buscas tenerlos en tu hogar, en Conjunto Lar encontrarás productos de la más alta calidad, a los mejores precios. Consulta nuestra tienda en línea y si tienes dudas o necesitas asesoría, contáctanos, con gusto te atenderemos.