Envío GRATIS en compras mayores a $3,000 pesos +IVA. Aplica únicamente en entregas en CDMX y área metropolitana.

Extractos de plantas: ¿Qué son, cómo se obtienen y para qué sirven?

Extractos de plantas: ¿Qué son, cómo se obtienen y para qué sirven?

A lo largo de la historia del hombre se han usado las plantas como remedios naturales para el tratamiento de todo tipo de enfermedades, pero también para aplicaciones de la vida cotidiana como el cuidado de la piel, la higiene, la cocina, entre otros. Esto ha sido posible gracias a los extractos de plantas de los cuales te contaremos en esta nueva entrada de blog.

¿Qué son los extractos de plantas?

Existen más de 500 mil plantas en el mundo, y de estas, al menos 70 mil se utilizan para formular productos cosméticos, medicamentos, suplementos o productos alimenticios. Para aprovechar al máximo los principios activos y propiedades, se deben extraer mediante procesos de diferentes tipos en función de las características fisicoquímicas de la planta y el objetivo de la extracción.

Los extractos de plantas (o extractos vegetales) son preparados concentrados con el principio activo de la planta, y que pueden encontrarse en consistencia líquida, sólida o viscosa. La extracción puede realizarse a partir de plantas secas, semi secas, frescas o fermentadas.

aceite vegetal

¿Cómo se obtienen los extractos vegetales?

Los métodos de extracción más utilizados son la presión mecánica, maceración, destilación y la extracción con solventes y a continuación hablaremos de ellos a mayor profundidad.

  • Maceración. Consiste en el contacto de la planta con un líquido extractor por un tiempo determinado, ya sea de forma estática o con agitación para extraer las propiedades de la planta de forma parcial, manteniendo intactas las características sensoriales de la planta.
  • Infusión. Consiste en colocar la planta en agua hirviendo para obtener su extracto de forma similar a cuando se prepara un té casero, pero para producción industrial. Es un método utilizado para plantas sensibles a la degradación térmica, como el té verde o la manzanilla.
  • Decocción. También conocido como reflujo, es un método en el que el líquido extractor entra en estado de ebullición junto con la planta. Se recomienda para extraer las propiedades de las partes más rígidas de las plantas como raíces, tallos y semillas.

Producción de aceites vegetales

  • Digestión. Es un método en el que se mantiene el contacto entre la planta y sustancia extractora a una temperatura de 40°C a 60°C para obtener extractos vegetales y frutales.
  • Percolación. Es un proceso de extracción por medio del paso de fluidos a través de materiales porosos conocidos como percoladores con control de flujo. Se utiliza para extraer principios activos no termosensibles como el guaraná o la pimienta.
  • Destilación. Este es el método más común para obtener aceites esenciales como resultado de un proceso de eliminación parcial o total del líquido extractor. Puede usarse para obtener aceites de plantas aromáticas, semillas, flores, bayas o frutos, incluso de maderas como el sándalo.
  • Secado. Es un proceso en el que el extracto líquido se remueve por procesos de evaporación u otros tipos de secado como spray dryer.
  • Extracción por solventes. La forma de extracción más habitual se a través de solventes ya que permite obtener productos vegetales con una composición más compleja.
  • Extracción por incisiones. Es un método que se usa para obtener gomas, resinas y mieles.

¿Para qué sirven los extractos vegetales?

Los extractos vegetales contienen las propiedades de las plantas de forma concentrada, por lo que puede ser mil veces superior a la que se encuentra originalmente en la planta o fruto. Gracias a esta característica se pueden realizar diversas aplicaciones industriales, tanto en la industria alimentaria como en la farmacéutica y cosmética.

En alimentos se usan como antioxidantes al añadirlos a alimentos para minimizar los ataques microbianos, retrasar en enranciamiento, la pérdida de color y el mal sabor. Por ejemplo, el extracto de romero se usa para alimentos procesados como los embutidos.

Los extractos vegetales se usan en la industria cosmética, de hecho, la cosmética actual se basa en gran medida en el uso de productos de origen natural que son más amigables con el medio ambiente y nutren la piel. Con estos ingredientes naturales se formulan cremas, sérums, jabones, lociones, shampoo, acondicionadores, perfumes, exfoliantes, maquillaje, entre otros productos.

uso de los aceites vegetales

¿Es lo mismo un extracto que el aceite esencial?

Los aceites esenciales se obtienen por los métodos anteriormente mencionados como la prensa mecánica, pero se diferencian de los extractos porque tienen un mayor contenido de ácidos grasos.

Por su parte, los aceites esenciales pueden ser tratados mediante procesos como el centrifugado para separar las partes solubles y obtener un extracto vegetal.

¿Los extractos vegetales se pueden tomar o aplicar directamente?

No. Los extractos siempre necesitan un vehículo para estar en contacto con la piel o entrar al organismo. Es decir, debe usarse un preparado cosmético o formulación para que se encuentre en las proporciones adecuadas para su uso cosmético.

Seleccionar los materiales es muy importante para obtener formulaciones adecuadas para la aplicación a requerir. En la tienda en línea de Conjunto LAR encontrarás una gran variedad de extractos vegetales, aceites esenciales y otras materias primas para la industria cosmética que te ayudarán a formular productos de la más alta calidad.

Navega por nuestra página web para encontrarlos y si necesitas más información contáctanos a través del chat en línea donde con gusto te atenderemos.



Productos relacionados