La trietanolamina, también denominada nitrilotrietanol o trihidroxietilamina, es un compuesto químico orgánico integrado por una amina terciaria y tres grupos hidroxilos, cuya fórmula es C₆H₁₅NO₃.

A temperatura ambiente, su estado natural es líquido, con una consistencia viscosa y coloración amarillenta. Es volátil, soluble en agua y puede mezclarse con otros solventes orgánicos.

Se trata de una base débil que, al igual que la glicerina, cuenta con propiedades higroscópicas, es decir, que absorbe la humedad a su alrededor. Por este motivo, es utilizado en la industria como materia prima para cosméticos, siendo uno de los principales ajustadores de pH de mezclas para alargar su vida útil.

Entre otras de sus cualidades se encuentra la de ser un compuesto emulsificante y tensioactivo, por lo cual es empleado también como base saponificadora y para homogeneizar sustancias con ingredientes aceitosos y acuosos.

No obstante, su uso va más allá del cosmético, pudiéndolo encontrar en productos para la construcción, la agricultura, limpiadores, pinturas, etcétera.

¿Cuáles son sus usos principales?

A continuación, mostramos una lista de productos –divida por tipo de industria— en los que es frecuente encontrar a la trietanolamina como ingrediente:

Industria cosmética

Gracias a su propiedad emulsificante y neutralizadora de ácidos y bases, suele emplearse como componente de los siguientes artículos:

  • Gel para el cabello.
  • Cremas astringentes y limpiadoras.
  • Cremas hidratantes y humectantes.
  • Champús.
  • Bálsamos y espumas para afeitar.
  • Lociones para la piel.

Limpiadores industriales y para el hogar

Al igual que en el caso anterior, regula el pH de varios líquidos y pastas empleados en la casa y en la industria, además de que sus cualidades saponificadoras lo hacen muy útil para crear jabones menos agresivos que aquellos a base de sodio o amonio. Algunos de los productos más usuales en este rubro son:

  • Desengrasantes no corrosivos.
  • Ceras y champús para automóviles.
  • Detergentes líquidos para la ropa.
  • Desinfectantes de superficies.
  • Jabones líquidos.

Agricultura

Diversas sustancias químicas empleadas para proteger los cultivos contienen activos con altos niveles de acidez, por lo que en este caso la función de la trietanolamina es la de regular el pH de estas mezclas. Así podemos encontrarla en:

  • Herbicidas.
  • Pesticidas.

Industria de la construcción

Quizás le interese leer: MATRIXYL 3000 CONVIERTE UNA CREMA NORMAL EN ANTIEDAD

Al ser un compuesto higroscópico, favorece tanto el fraguado del hormigón como el retardo de su endurecimiento, esto dependiendo de si es utilizado en bajas o altas cantidades. Por otra parte, sirve como alcalinizante en múltiples sustancias empleadas en esta industria, como se verá a continuación: 

  • Cemento y concreto.
  • Pinturas.
  • Lacas.
  • Removedores de pinturas y lacas.
  • Resinas.

En Conjunto LAR contamos con este y otros compuestos útiles para la fabricación de productos de uso diario y especializado. Conoce nuestro catálogo y solicita una cotización sin costo.